jueves, 28 de octubre de 2010

Amanitas mortales y comestibles

Entre las Amanitas nos encontramos con cuatro variedades que presentan problemas de diferenciación cuando se están desarrollando, pues lo hacen en forma de huevo y el error en ese momento es de los más graves ya que tres de ellas son setas mortales:
Amanita Phalloides
Amanita Virosa (hermana blanca)
Amanita Verna
La cuarta, por el contrario es comestible, una seta excelente, muy apreciada:
Amanita Cesarea

Aunque una vez desarrolladas son fácilmene reconocibles, la dificultad, como decimos, se produce durante su desarrollo. Todas salen de un "saco", la volva, cerrado en su parte superior por el sombrero que se desarrolla después, lo que les da ese aspecto de huevo. Este otoño, como casi todos los años, murió una familia por cogerlas en esta fase. Vamos a intentar explicar la diferencia entre ellas.

La Amanita Phalloides y sus hermanas mortales son hongos más pequeños y por tanto la parte de la volva -la inferior- es más gruesa que el sombrero. En cambio, la Amanita de los Césares, la comestible, es un hongo poderoso con un sombrero de mayor tamaño por lo que la volva es menos voluminosa que la parte superior.

De cualquier forma, con las setas ocurre como con las personas, hay variedad de tamaños, dentro de una misma especie puede haberlas pequeñas y más grandes lo que, a pesar de la práctica, entraña una dificultad para aplicar la norma: de la mitad hacia arriba más fino, tóxica, más grueso, comestible.

Es siempre necesario abrirlas con un corte por la mitad para ver lo que serán las láminas, como un hilito en la parte superior-lo que será el sombrero, si es blanco se trata de una seta mortal, si es amarillo, comestible, como hacíamos con los champiñones cerrados para desechar los de laminillas blancas. Además si hay un árbol en las cercanías debemos tener cuidado, en primavera puede tartarse de Amanita Verna y en otoño podemos encontrarnos con Amanita Virosa o Phalloides.

Y nunca, nunca, comer setas que nos regalen amigos o aficionados sin experiencia.